sábado, 26 de julio de 2014

El aprendizaje de las hadas en el planeta Tierra (3)




Comparto estas letras maravillosas de una buena amiga, MªJesúsVerdú Sacases  una dulce hada que nos acompaña con sus mágicos escritos a tod@s. Un placer leerla.

Si algo acabarán aprendiendo las hadas, cuando encarnan en cuerpos de carne y hueso, es decir, como humanas en el planeta Tierra es a despojarse del ego mediante virtudes tales como la humildad, la sencillez, la paz interior, la discreción, el amor por la naturaleza o la mera alegría de ser, entre otras. Dejar caer el ego también les permitirá vivir ancladas en el presente y regresar la magia de las hadas a la Tierra.

Para que ellas lleven a cabo su propósito deberán superar duras pruebas que dañarán a su ego pero fortalecerán la sabiduría de su ser hadado y olvidado pero del cual irán recobrando la memòria gradualmente durante sus sucesivas vidas en La Tierra. Sus pasos serán guiados hacia el recuerdo y la naturaleza de su ser inmortal que acabará regresando, cuando corresponda, al Reino de las Hadas. Allí las esperarán sus hadas-hermanas las cuales se congratularán con los valiosos aprendizajes que las antes humanas adquirieron en La Tierra y que pasarán a formar parte de los archivos de las Escuelas de Hadas para el estudio de la naturaleza humana. 

En la Tierra las antes hadas acumularán y eliminarán karma, serán sometidas a las mismas pruebas de evolución a las que lo son la gran mayoría de los humanos para conseguir una plena evolución del alma pero, sin embargo, todas las hadas comparten una característica esencial desde su primera encarnación terrenal y esta es, precisamente, su amor por la Madre Tierra y, por supuesto, por las especies animales y vegetales, por los niños y por la espiritualidad. Los cuentos de hadas y la creatividad, en general, serán elementos de conexión de las antes hadas y ahora humanas con los niños de la Tierra.


 La toma de conciencia por parte de las hadas encarnadas en la Tierra, -aquellas que perdieron sus alas y que deberán recuperarlas, trascendiendo la dualidad y experimentado la vacuidad con los pies en la tierra, el reino interior de la no forma-, las conducirá a ir más allá de los conceptos y, es, precisamente, la creatividad uno de los medios para adentrarse en el poderoso reino del ahora en el cual es posible fluir con el alma y recibir su verdad mediante la expresión del don/es o talento/s innato/s.
El aprendizaje de las hadas en el planeta tierra contará con la estrategia de la creatividad de las hadas, ese gran aliado también de la especie humana, capaz de mover montañas. Las hadas también aprenderán a sentirse pequeñas, frágiles, engañadas, totalmente desposeídas de su magia, para poder licenciarse en la escuela de la humildad, de la sencillez y en la del no juicio. Aprenderán también a entrar en su reino interior de paz. Sin duda, todos ellos portales que les permitirán atisbar el reino de la iluminación, aquél en el cual encontrarán sus alas de regreso y donde se diluirán con el polvo de hadas, con la existencia misma y donde recibirán el regalo de ser ellas mismas.

La aceptación será para las hadas-humanas recién venidas a la Tierra una de las lecciones más duras, pero, sin duda, una de las que les brindará un mayor aprendizaje pues aunque les cueste aceptar, la gran paradoja de la aceptación es que aquello que por fin se acaba aceptando, acaba desapareciendo, igual que lo hacen las hadas cuando creemos haberlas visto y se esfuman en el aire. Gracias a la rendición o aceptación, las hadas podran agitar su varita mágica en la Tierra y dar un giro inesperado a sus vidas.

Gracias María Jesús.

Autora texto e ilustraciones: María Jesús Verdú Sacases
Texto e ilustraciones inscritos en el Registro de la Propiedad Intelectual
Técnica ilustraciones: Pastel





2 comentarios:

  1. Gracias a ti por ayudarme a difundir la magia de las hadas en tu blog. Seguro que ellas estarán encantadas, volando cerca de ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mª Jesús por tus palabras. Cierto,ellas siempre nos acompañan.

      Eliminar